El lenguaje y su importancia

El lenguaje es una facultad exclusivamente humana, no instintiva, de comunicar ideas, emociones y deseos, por medio de símbolos convencionales. El lenguaje y su desarrollo es tan importante como aprender a caminar, es parte del desarrollo armónico e integral de los individuos y en este caso de los niños y niñas. Mientras antes detectemos retrasos o alteraciones en su desarrollo, mejor será el pronóstico que tendrán nuestros hijos.

¿Qué es un trastorno específico de lenguaje (TEL)?

Un TEL es un conjunto de alteraciones en el desarrollo del lenguaje oral que no se atribuyen a dificultades sensoriales, neurológicas destacables ni a daños orgánicos, trastornos psicológicos o deprivación sociocultural. Los TEL pueden ser de tipo Expresivo y Comprensivo, por lo que los trastornos pueden ir desde dificultades en la organización de la palabra hasta un serio compromiso de la expresión y comprensión verbales.

¿Cómo puedo saber si mi hijo tiene un TEL?

Si tu hijo presenta alguna o varias de las siguientes características es probable que presente un TEL

  • No habla
  • Se comunica con gestos
  • Habla menos que otros niños de su edad
  • No se entiende lo que habla (solo su núcleo familiar cercano le entiende)
  • Posee escaso vocabulario, se expresa con palabras sueltas, debiendo a su edad utilizar frases u oraciones
  • Emite mal palabras, acortándolas y/o deformándolas
  • Dificultad para memorizar palabras

¿Se puede superar un Trastorno del Lenguaje?

Por supuesto que sí, los TEL son trastornos transitorios que se pueden superar con los adecuados apoyos específicos que brinda una escuela de Lenguaje (atención fonoaudiológica y de las educadoras especialistas en lenguaje).

Es de suma importancia intervenir oportunamente los trastornos del lenguaje para evitar dificultades en la adquisición del proceso de lectoescritura en los primeros años de la enseñanza básica, problemas de autoestima y dificultades para relacionarse con sus pares.

Menú